No me hagas tanto de reir


 
cortándome los ojos